Zomorro eta mozorro artean (Gara. 2011-02-09)

By • Feb 3rd, 2011 • Category: Azterketak eta Azalpenak

Gara. 2011-02-09

Ez dakit aurtengoa berezia izan ote den edo aurten hasi naizen ni honetaz konturatzen: geroz eta lehenago heltzen zaizkigu ihauteriak. Gabonetatik atera baino lehen inauteriak dauzkagu gainean (heldu baino hori egiten baitute: gainera etorri). Honela, aurreko astean Garak Juan Antonio Urbeltzi egin zion elkarrizketan geure herrian hain ospe eta garrantzi handikoak diren ekitaldi horiek izan zituen hizpide.

Haren hitzetan, inauteriak edo ihauteriak ez dira, egungo zentzu komunak kontrakoa esaten digun arren, emankortasun eta ugalkortasunaren piztaile, ez dira natura iratzartzeko egiten diren saiakerak. Intsektuekin, hots, zomorroekin, eta hauek dakartzaten gaixotasun, eta abarrekin lotuta daude ordea. Hortik, hizkuntzan ikus daiteke garbi asko: zomorro, mozorro. Udaberriak eta udak ekarriko dutenaren aurrean daukagun beldurraren adierazle dira, nolabait. Ilustrazioak bultzatu omen gaitu, bere munduaren matematizazioarekin, geometrizazioarekin… ugalkortasunaren, oparotasunaren… irakurketa hori egitera. Modernoak gara, nonbait.

Ez gara, beraz, edo gure inkoszientea ez da, beraz, aberastasunaren egarri, ez dabil gehiegikeria besarkatu nahian, badakielako naturak bere bidea jarraituko duela eta uzta urri batekin eta gaixotasun gutxirekin konformatzen da azken batean. Gosearen eta gehiegikeriaren, betekadaren, arteko hori da lortu nahi dena. Jakinda, erdiko horrek urtez urte aldaketak jasango dituela; jakinda urte batzuk bertzeak baino okerragoak izanen direla. Horkheimerrek bere etika proposatzean zioen bezala, “heroirik gabeko etika bat, ilusiorik gabeko etika bat”. Onena espero beti, txarrena buruan izanda.

Espainiako –ze Euskal Herria ez baitugu- Modernitatearen eta Ilustrazioaren seme izan edo ez -hau da, dirua, oparotasuna, aberastasuna eta gehiegikeriaren seme izan edo ez-, naturako erritmoei kasu egin gabe, euskal politikagintzan aurten mozorroak inoiz baino lehenago kentzea tokatu zaie batzuei. Mozorroak kendu, hori bai, barneko zomorroak argitara ateratzeko. Dirugose eta botere gose dira batzuk, eta hori zaila da ezkutatzen. Etengabe errepikatzen diren ihauteri batzuetan, aski ohartuak gaudelako jada maskaren atzean nor ezkutatzen den: zomorroak. Mota guztietakoak, baina zomorroak finean.

Batzuek diote aurtengo zomorro izurritea Aralarko mendietatik etorri zaigula, bertzeek urruneko Himalayatik. Munduko hiritar deklaratu direnoi, ordea, ez zaie, inolaz ere, jatorria inporta helmuga baizik. Herri ez-moderno eta ez-ilustratuari bezala. Bestalde, batzuei izurritea izurrite ez denaren plantak egitea baino ez zaie geratzen; bertzeak, izurritea geldiezina denaren aitzakiaz, begira geratuko direla aitortu dute; ez-moderno eta ez-ilustratua den herriak, aldiz, dena delako tokitik etorrita ere, izurrite hau Lantzen bukatuko duela uste du. Bertan, Miel Otxinen -udaberriko, udako eta, batik bat, uzta garaiko gaizkilerik famatuenaren- figura hartuko du eta herriko plazan handinahikeriariarekin, gehiegikeriarekin, botere nahi eta gosearekin, interes partikular partidistekin… identifikatuta daukan pertsonaiari bere amaia emango dio.

Moraleja: Himalayatik edo Aralartik etorri, moderno edo ilustratu edo horietako bat ere ez, ihauterietan edo maiatzan izan, Lantzeko plazan su gar artean izango du bere bukaera Miel Otxinek.

Jimenez Martinez (Tafalla, 1986). Filosofian lizentziaduna. Andoni Olariagarekin batera Modernitatearen Auziaz (2009. Donostia: Jakin) liburuaren egilea. Txalapartako editorea.
Email this author | All posts by

4 Responses »

  1. Imanol Intziartek Garan “Pasión de Nabailanes” kulebroiari buruz idatzi du ere:

    2011ko otsailaren 04a

    GARA > Idatzia > Iritzia> Txokotik

    Imanol Intziarte Periodista
    Dignos del más rancio culebrón

    Cuando Pedro Osvaldo confesó a sus progenitores, Ignacio Jeffeson y Paloma Vanessa, que tenía un rollete íntimo con su nuevo amigo José Luis de Todos los Santos, la primera reacción de éstos fue enviar a su otro vástago, Chencho Bartolomé, con el recado de que esa relación tenía que terminar:

    «Ya tú sabes mi hermano, papi y mami dicen que este amor es imposible».

    «Pero es que yo le amo, y eso no quita para que os ame a vosotros también, igual que hasta ahora. Seamos una familia unida por el amor», replicó Pedro Osvaldo.

    Mas no se trataba sólo del nuevo idilio, ya que Pedro Osvaldo deseaba que José Luis de Todos los Santos habitara bajo el mismo techo familiar, en una finca modesta en comparación con otras de los alrededores, pero finca al fin y al cabo:

    «Se ha reformado, antes era un poco revoltoso, pero ahora quiere ser un hombre de provecho, responsable, ya tu sabes», argumentaba Pedro Osvaldo.

    «Yo me quedaré en mi estancia, prometo no molestar en la hacienda y me atendré a las reglas, lo juro sobre la estampita consagrada de San Alfredo El Castigador», apostillaba José Luis de Todos los Santos.

    Pese a todo, los cabeza de familia se mantenían firmes:

    «No, tú quieres robarnos y vas a traer la discordia a esta casa, te llevarás la joyas de la abuela, el leopardo de porcelana que vigila el recibidor y los reposacabezas de ganchillo que tenemos en el sofá. Pedro Osvaldo ha de elegir, o con nosotros o con vos», sentenció Ignacio Jeffeson.

    Pedro Osvaldo no podía partir en dos su corazón, e insistía en llegar a un acuerdo. Como respuesta se encontró con sus maletas en la puerta…

    Y hasta aquí llega el capítulo 75.484 del culebrón «Pasión de Nabailanes», que incluso podría ser divertido si no fuera tan triste. Cuando me topo con una de éstas, tan frecuentes en este país de guerras banderizas, siempre me acuerdo de la frase del Conde de Romanones: «¡Joder, qué tropa!».

  2. Batzuk mozorrorik gabe (eskertzen da) hitz egiten dute NaBairen proiektuari buruz. Aberriberritik:

    “La idílica visión de los 100.000 votos frente a la desintegración del bloque UPN/PP está haciendo que desde Sortu, desde EA y desde algunos sectores de la propia Nafarroa Bai se empiece a calibrar esta posibilidad como algo real. Cometeremos un error, un inmenso error…

    Y lo cometeremos porque esa Na Bai 2011 con Sortu liquidará definitivamente el proyecto nabaizale de 2007.

    La Na Bai 2011 que se propone es una Na Bai nítidamente abertzale y con tintes claros de frentismo; la unión de las fuerzas abertzales y de izquierdas de Nafarroa capaz de ser primera fuerza política en la Comunidad Foral. La estrategia es evidente; dar un vuelco a la situación política de Navarra sacando a UPN del poder y avanzar en la creación del Estatuto a cuatro que planteaba Batasuna en Loiola, y la táctica también; lograr el ansiado 50 +1 que permita activar la Transitoria 4ª con o sin la ayuda de un PSN al dictado de lo que Sortu consiga negociar con Rubalcaba.

    La Na Bai de 2007 no perseguía eso; palabras como unibertzale, polietika, emakumentalidad, intermigrazioa… aún resuenan en los ilusionados oídos de quienes apoyamos aquella Na Bai. La Na Bai de 2007 era un proyecto transversal e integrador para toda la sociedad navarra y radicalmente democrático, o por lo menos así lo vendimos. El objetivo era otro; era sacar del poder a UPN para abrir las ventanas y oxigenar la vida política navarra anclada en el enfrentamiento identitario y en la marginación política y cultural de un tercio de los ciudadanos, en una palabra hacer la transición pendiente y hurtada a los navarros, profundizar en su autogobierno, crear las condiciones de mínimos que hiciesen sentirse cómodos a TODOS los navarros con sus Instituciones, evitar extranjeros en su propia tierra y sacar del Gheto al nacionalismo vasco. Y la táctica también; crear gobiernos integradores con diferentes agentes y evitar la exclusión política.”

    http://aberriberri.com/2011/02/09/%C2%BFsortu-en-nabai-%C2%BFfrentismo-o-integracion/

  3. Berria (2011-02-12).

    “Iñaki Petxarroman: Politikan ere izan duzu zer esanik, HBn bereziki. Nola ikusten duzu egungo egoera politikoa?

    Jose Luis Alvarez Enparantza, ‘Txilardegi’: Oso baikor nago. Problema da espainolak konturatu direla ezker abertzalea legeztatzen bada argi geldituko dela jende asko —bereziki, Gipuzkoan— abertzalea dela eta ezker abertzaleari emango diola botoa. EA eta ezker abertzalea alde handiz nagusituko lirateke Gipuzkoan, Bizkaian dezente, eta Nafarroan ere bai… Hor pena, Aralarren jarrera. Badirudi euren burua salbatu nahian dabiltzala. Baina problema ez da hori. Problema da Nafarroan zerbait egiteko elkartu egin behar garela.

    I.P.: Nafarroan abertzaleak batera ezin joatea etsigarria gertatzen ari zaio askori. Zuk nola ikusten duzu?

    ‘Txilardegi’: EAJk ez du indarrik Nafarroan. Gehiago du Aralarrek, esaterako. Baina Aralar, ez dakit zer dabilen aspaldi honetan; bere burua salbatu nahian dabilela ematen du. Aralar eta EA oso ondo moldatu beharko lirateke, pertsonalismoak alde batera utzita. EAk egin duen urratsaren aurrean txapela kentzen dut. Ezker abertzaleak aurkeztu dituen alderdi berriaren estatutuek ez dute uzten zirrikiturik legez kanporatzeko. Baina, hala ere, ez naiz fio. Hemen agertzen bada argi ezker abertzalea eta EA nagusi izango direla, Madrilek kontra egingo du”.

  4. Artikulu interesgarri bat idatzi du Joxerra Bustillo Kastrexanak. Horra:

    Nafarroa como provincia

    Joxerra Bustillo Kastrexana

    Ahora que se están dando pasos decisivos en la conformación de un nuevo escenario político, superador de bloqueos y de estériles inercias, es el momento de reivindicar de nuevo la centralidad de Nafarroa en la historia y devenir de nuestro pueblo.

    Al hilo de las últimas controversias generadas en torno a la coalición NaBai, en las que no voy a entrar, he podido leer algunas opiniones en la prensa que me han causado honda preocupación. Personas conocidas por su trayectoria abertzale y euskaltzale han argumentado la inconveniencia de que desde fuera de Nafarroa (provincia) se tomen decisiones políticas que puedan a afectar a ésta. Se referían a que partidos vascos de ámbito nacional tomen postura respecto a cuestiones que, a su entender, sólo conciernen a Nafarroa (provincia).

    Más allá de la disputa partidista que se dibuja en el fondo de la argumentación, lo que se deriva de la misma es ni más ni menos que la asunción de la tesis central del navarrismo histórico, en la actualidad encarnado por partidos como UPN o CDN. El viejo argumento de que Nafarroa (provincia) no tiene nada que ver con Euskadi, entendida como CAPV, ha sido la munición utilizada desde la transición para atacar las tesis abertzales en Nafarroa Garaia. No voy a negar que desde las filas del nacionalismo y del independentismo se hayan cometido errores de bulto, como aquellos gritos de «Nafarroa Euskadi da» de los Aberri Eguna de los años ochenta en Iruñea. También es evidente que ha existido una presión hacia Nafarroa Garaia, tal vez considerándola tierra de promisión de un bizkaitarrismo trasnochado.

    Pero esos errores, en buena parte superados, no pueden justificar en ningún caso la adopción de tesis provincialistas y, en el fondo, separatistas. Los partidos de ámbito nacional vasco, llámense EAJ, EA o izquierda abertzale, pueden tomar sus decisiones en Bilbo, Donibane Garazi o Tafalla. En esos partidos militan ciudadanos de todos los territorios vascos y es un error que se identifique la dirección o la asamblea de uno de estos partidos con un territorio ajeno a Nafarroa (provincia).

    Confío en que la ocurrencia sea tan solo fruto de la reflexión de algunas personas, por significativas que puedan ser, y no vaya a formar parte en el futuro del corpus doctrinal de ningún agente político del herrialde. De ser así, supondría profundizar en la brecha que divide artificialmente a nuestra nación, Nafarroa Osoa/Euskal Herria, con la indudable ayuda de los partidos de ámbito español y los que profesan un navarrismo localista. Porque una cosa es reconocer los diferentes marcos jurídico-políticos existentes hoy en día en nuestro país: CAPV, CFN e Iparralde, y otra muy distinta consolidar esa división, derivada de una relación de fuerzas que data de hace más de treinta años y de una presión ejercida por los poderes fácticos de aquel momento. Las fuerzas soberanistas deben tomar en consideración cada realidad administrativa y la sociología de la misma, pero sin complejos ni reducionismos. Mientras los dirigentes del Gobierno navarro unen los destinos de Cajanavarra a entidades financieras de Canarias o Sevilla, para evitar de ese modo la mera posibilidad de una concertación con las cajas de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa, no podemos esconder en un cajón los planes estratégicos que consideremos adecuados para Euskal Herria. Si son legítimos, debemos defenderlos con igual ahínco en Gernika que en Tutera o Amurrio.

    Quien haya leído mis colaboraciones en prensa e internet en los últimos años sabe de mi querencia por una Nafarroa Osoa que aglutine a la totalidad del país de los vascos. Sin caer en milenarismos ni voluntarismos, es necesario que en el imaginario colectivo de los actuales vascones no se pierda la consideración básica del territorio nacional que nos asiste. En ocasiones anteriores he estimado conveniente escribir contra los provincialismos vizcaino o guipuzcoano, que tanto mal han hecho, y siguen haciendo, a la construcción nacional. Pero a esos provincialismos decadentes no se les puede oponer otro de igual suerte, aunque lleve en este caso el apellido de navarro.

    Ahora que se están dando pasos decisivos en la conformación de un nuevo escenario político, superador de bloqueos y de estériles inercias, es el momento de reivindicar de nuevo la centralidad de Nafarroa en la historia y devenir de nuestro pueblo. También de considerar la necesidad de que ese legado se incorpore al argumentario básico de los agentes políticos, sindicales y sociales que apuestan por la soberanía. Tenemos que proclamar que Iruñea es nuestra capital, histórica y actual, pero no como una frase cliché de cara a la galería, sino asumiendo el contenido profundo de ese concepto.

    La continua mejora de las comunicaciones en las últimas décadas, tanto físicas como virtuales, han conseguido que en la actualidad sean mayores que nunca las relaciones entre los ciudadanos de los diferentes territorios del país. Resulta habitual que personas de Iruñea acudan a Donostia o Zarautz a disfrutar del mar o que gentes de Donostialdea viajen a Iruñea para realizar compras en grandes almacenes y superficies de la capital navarra. Lo mismo ocurre entre las otras capitales vascas. Cuando las nuevas tecnologías nos permiten una interacción instantánea y global, no podemos caer en disputas interprovinciales que carecen de cualquier sentido. Libre ha de ser el pensamiento y plena la actitud crítica ante las cosas que no nos gusten, pero utilicemos argumentos que no socaven aún más la cohesión social y nacional de Nafarroa (nación).

Leave a Reply